DesignGuía: Cómo elegir el sofá perfecto

Guía: Cómo elegir el sofá perfecto

Todo lo que necesitas saber para elegir un sofá perfecto.

1. Medidas:

Las medidas son lo más importante a tener en cuenta a lo hora de elegir un sofá. Debes medir bien las dimensiones de pared o paredes donde deseas colocar el sofá.

Tienes que dejar un poco de distancia a cada lado, para que el espacio no tenga la apariencia de estar muy abarrotado. Siempre aconsejamos dejar un sitio al lado del sofá para colocar una mesa auxiliar o una lámpara.

Ten en cuenta la medida de ancho, largo y profundidad del modelo de sofá que deseas poner. Asegúrate de que tiene una dimensión correcta para el espacio al que va destinado.

2. Forma y distribución:

Hay muchas formas de sofás, las más habituales son: sofá recto, sofá rinconero, un sofá con chaise longue, así como, en forma de “U” o con respaldo curvo.

Hay que tener en cuenta que, si elegimos un sofá con módulo de chaise longue o rinconero, debe estar ubicado en el lado opuesto a la zona de tránsito o puerta, para que se cómodo y fluya el paso.

Además, se puede optar por poner un puf auxiliar en lugar de chaise longue, es un recurso de apoyo versátil ya que puede moverse a cualquier sitio del salón.

Para un salón con forma más alargada, siempre es mejor elegir un sofá recto, mientras que, en espacios más cuadrados, podemos optar por un sofá rinconera o con chaise longue.

Para espacio abiertos con gran dimensión, se puede poner un sofá en forma de U, adaptando la medida a cada espacio, o bien, dos sofás rectos enfrentados.  

3. Estilo:

El sofá debe tener un estilo acorde al resto de la casa, por lo tanto, si es un estilo moderno, el sofá tiene que tener unas líneas más rectas, en cambio, si es más clásico o rústico, un sofá tipo Chester o con formas curvas, puede ser una gran elección.

4.Color y tela:

No nos olvidemos de la elección del color de sofá y el tipo de tela, ¡ya que, no todo vale!

Para interiores más contemporáneos recomendamos elegir color más claro o neutros, con telas a base de algodón o poliéster.

En aquellos más rústicos o clásicos, podemos decantarnos por telas más orgánicas, como el lino, y elegir colores tierra o blancos rotos.

Si optamos por un estilo retro o eléctrico, podemos atrevernos con colores más intensos y elegir telas como el terciopelo o la antelina.

En interiores vintage o industriales, el cuero en tonos camel o marrón, ¡es un acierto seguro!

Un consejo para añadir color a un salón: usa cojines atrevidos y coloridos, para dar vida a un sofá neutro.

3 Comments

  • Lisa Cooper

    Dolor sit amet consectetur adipiscing. Odio tempor orci dapibus ultrices in iaculis. Vulputate eu scelerisque felis imperdiet proin fermentum leo. Fames ac turpis egestas sed tempus. Dolor sit amet consectetur adipiscing elit ut aliquam.

    • Jans Eriksen

      Pretium lectus quam id leo in vitae turp, quis blandit turpis cursus in hac.

  • Malva Lotta

    Aenean vel elit scelerisque mauris pellentesque pulvinar pellentesque. Facilisis sed odio morbi quis. Pretium lectus quam id leo in vitae turpis. Quis blandit turpis cursus in hac habitasse suis san.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *